GOBERNANTES NI-NI PDF Imprimir E-mail
ISAÍAS CANO MORALES   
Martes, 04 de Octubre de 2011 04:10

 

 

En una democracia solo declarativa , discursiva o representativa  como es la que se ejercita en México se propician gobiernos autoritarios, sordos  y ciegos ante la voz y exigencias ciudadanas.  El texto constitucional, de que “el poder dimana del pueblo y se instituye en beneficio de éste y que el pueblo tiene  en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”, sólo se haría efectivo en una democracias participativa, dinámica, incluyente, donde a la población se le hiciera  partícipe en la toma de decisiones trascendentes a través de figuras como el  referéndum, plebiscito,  revocación del mandato, haciendo transparente acciones de gobierno, con verdaderas rendición de cuentas.

Contrario a un real ejercicio democrático, el actuar de autoridades de los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial  en los ámbitos federal y estatales  se da en términos  autoritarios y paternalistas cargadas las más de la veces hacia  intereses de grupos de privilegio como son empresarios, industriales y representativos de poder político como son los partidos. Con estos representativos se firman pactos y acuerdos, con ellos hay diálogo y entendimiento, no así con las clases populares que demandan solución a necesidades apremiantes.

 A las autoridades  de gobierno  se les puede calificar como gobernantes Ni-NI.  Ya que, NI ven ni escuchan, NI gobiernan, NI acatan la ley, Ni transparentan los recursos, NI representan los intereses de la población. Ejemplos sobran: Ante el clamor de ¡basta de sangre! de cambio de estrategia contra el crimen organizado; de alto a políticas económicas que empobrecen a las familias; de basta de corrupción e impunidad, ante estos reclamos el empecinamiento  sino es que el desdén el del Ejecutivo Federal.

Frente a la exigencia de un sector social crítico de que se moderen los escandalosos salarios que perciben ex presidentes, diputados, senadores, gobernadores, alcaldes, ministros, magistrados consejeros electorales, el silencio que revela como desprecio e incluso burla hacia  la opinión ciudadana. ¡Cuál democracia, cuál justicia, dónde la representación popular, dónde el acato al mandato del pueblo.

Las mismas formas de gobierno de “ni te veo ni te escucho” se dan en los estados y municipios donde quejas, denuncias y reclamos se hallan a la orden del día, y cuando la gente desesperada se levanta con voz fuerte y acciones que obliguen a atender demandas, se recurre a la represión y amenazas. Todo tienen bajo control los gobiernos autoritarios y antidemocráticos.

Aún recordamos la prepotencia y actitud despótica del gobernador Marco Adame; de magistrados del Poder Judicial del estado; de Alcaldes y Regidores mostrada ante un grupo de ciudadanos morelenses que en diciembre pasado se atrevieron a demandar a las citadas autoridades renunciar al cobro del monto elevado de aguinaldos  por contravenir a normas laborales. Sólo los diputados fueron sensibles a la opinión de ciudadanos. Los demás, asumieron el dicho de Salinas: “ni los veo, ni los oigo”.

Para cambiar estas formas antidemocráticas de gobernar, y entrar a  un verdadero juego democrático,  solo el conjunto de la sociedad puede hacerlo realidad. Ni de los partidos políticos,  diputados,  senadores, magistrados ni de ministros, todos beneficiarios de un sistema de privilegios se puede esperar un cambio, una reforma, una reglamentación que ponga un ¡hasta  aquí!  a un sistema político de privilegios cuyos miembros se cobijan bajo el manto del pago de favores, del tráfico de influencias, de  corrupción e impunidad.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla    

GOBERNANTES NI-NI
Comentarios (0)
Porque nos importa mucho tu opinión deja tu comentario (sólo usuarios registrados pueden dejar sus comentarios)
 
Comparte esta nota en facebook

Siguenos en facebook

 

Suscripción

suscribete

 

© 2014 El regional de sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad